viernes, 13 de julio de 2012

Selva Negra

Hola a tod@s, ya estoy aquí de nuevo y por ser viernes, quiero dejaros una tarta rica de estas que te entran por los ojos pero, cuando la pruebas, unmmm!!! esta buenisima. Esta es una tarta que siempre he querido hacer pero por unas cosas u otras, siempre voy posponiendola para otra ocasión, pero como ahora estamos en temporada de cerezas, pues me puse manos a la obra.
Esta tarta es típica de Alemania, concretamente de la región de la Selva Negra de hay su nombre. Bueno espero que os guste, por casa ha sido un éxito, el comilón de dulces, después de probarla quería comérsela entera.

SELVA NEGRA

Ingredientes:
Para el bizcocho de chocolate:
- 2 huevos xl
- 1 brick de nata (200ml)
- 1 Vasito pequeño de aceite
- 2 cucharadas colmadas de cacao
- 100 gr de azúcar
- 170 gr de harina de repostería con levadura
- 1 sobre doble de gaseosa
Para el relleno:
- Nata para montar
- Azúcar glass
- Esencia de vainilla
- Cerezas confitadas en jarabe de Kirsch
Para el jarabe de Kirsch:
- Azúcar
- Licor de Kirsch ( licor de cerezas)
- Agua
Elaboración:
Preparamos el bizcocho, mezclando los elementos solidos por un lado y los líquidos por otro, para así evitar que la levadura no haga su función. Mezclamos con suavidad hasta incorporar toda la harina. Forramos el molde e introducimos en horno precalentado unos 40 minutos más o menos.
Por otro lado deshuesamos las cerezas negras y preparamos el jarabe de kirsch como cualquier otro jarabe, podéis hacerlo tan solo con el azúcar y el licor, pero para mi gusto esta más suave si hacemos un jarabe normal al cual añadimos un chorreón (tacita) de licor. Una vez tenemos el jarabe, agregamos las cerezas para confitarlas. Una vez que empieza a hervir, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez frío, escurrimos las cerezas y reservamos por separado tanto jarabe como las cerezas que nos servirán para el relleno y decoración.
Montamos la nata con azúcar glass y una cucharadita de esencia de vainilla. Reservamos en nevera para que tenga cuerpo.
Una vez tenemos todo preparado, cortamos el bizcocho en tres. Calamos las capas con el jarabe de Kirsch. La primera capa la rellenamos tan solo con nata, la segunda con nata y las cerezas que hemos confitado. Decoramos con nata la tarta y con unas cuantas cerezas y con virutas de chocolate que hacemos con un pelador de patatas.

Como dije al principio, yo he aprovechado que estamos en tiempo de cerezas, pero también podéis hacerla con cerezas de bote. También comentar para quien no sepa donde encontrar el Kirsch y lo digo con conocimiento de causa, ya que todos los super no disponen de el, ahora podéis encontrarlo en el Lidl. Espero que os guste y si la hacéis disfrutarla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...